CEB-01 es una membrana biocompatible y biodegradable que libera localmente altas dosis de quimioterapia de forma segura después la extirpación de un tumor canceroso.

El producto cubre una necesidad oncológica y quirúrgica no cubierta, reduciendo la reincidencia y la propagación de células tumorales y mejorando el control local del cáncer después de la intervención.

Hemos desarrollado nuestra propia biotecnología innovadora, patentada en Estados Unidos, la Unión Europea y China.

Hombre con bata, gafas y mascarilla, manipulando objetos en el laboratorio

En Cebiotex hemos creado un nuevo producto médico a través de nuestra tecnología propia en ingeniería de nanofibras, junto con los equipos médicos y científicos del Hospital Sant Joan de Déu y los equipos tecnológicos de la Universitat Politècnica de Catalunya.

El primer candidato surgido de nuestra plataforma tecnológica es CEB-01. Se trata de una membrana de nanofibras biocompatible y biodegradable cargada con el fármaco quimioterápico SN-38, indicada para el control local de los lechos quirúrgicos tras una intervención oncológica. 

Tras la extirpación de un tumor, CEB-01 se coloca sobre la zona operada e inmediatamente empieza a liberar SN-38 localmente durante semanas, hasta que se biodegrada y desaparece.

Membrana de nanofibras aguantada por dos pinzas que sujeta una mano con guantes quirúrgicos

Actualmente existe una necesidad médica no cubierta en oncología y cirugía: asegurar que el lecho quirúrgico quede libre de células cancerosas después de extirpar un tumor. CEB-01, compatible con el actual ‘Standard of Care’, pretende solucionar dicha necesidad ofreciendo una opción de tratamiento local intenso durante el periodo de tiempo en que no puede administrarse ninguna otra terapia (hasta 4 semanas después de la cirugía).

CEB-01 es una solución novedosa que promete ventajas respecto a la aplicación de la radioterapia y la quimioterapia habituales. Reduce la reincidencia y la propagación de células tumorales, mejorando el control local del cáncer después de una intervención.

“Con este nuevo enfoque terapéutico, pretendemos disminuir los efectos secundarios que produce la quimioterapia, y sobre todo la radioterapia en el caso del cáncer infantil.”

Lucas Krauel, MD, PhD y CSO de Cebiotex

Contamos con tecnología propia, protegida bajo patente en Estados Unidos, la Unión Europea y China. A través de esta tecnología, cargamos la membrana de nanofibras con un fármaco quimioterápico fuerte (SN-38) sin interacción química entre las nanofibras de polímeros y el agente aplicado.

En un futuro prevemos que el uso de nuestra tecnología se aplique no solamente en el área oncológica, sino también en infecciones y terapias avanzadas, dado que el tejido material es biocompatible con otros principios activos.

“Hemos empezado por una enfermedad huérfana como el sarcoma y vamos a continuar con la línea pediátrica, pero estamos convencidos que el CEB-01 será un estándar después de todas las cirugías oncológicas para asegurar que en el lecho quirúrgico no queden células cancerosas.”

Joan Bertran, CEO y co-fundador de Cebiotex